Select Page

 

  • Si está contento con su vida sexual, pero en ocasiones se aburre o le resulta difícil excitarse, puede considerar centrar su atención en la cocina. No estamos hablando de sexo en la mesa del comedor (aunque no es una idea tan terrible para darle sabor a las cosas). Más bien, hay una serie de alimentos que se cree que estimulan el deseo sexual.

 

 

 

Una de estas golosinas es el chocolate, un regalo tradicional para mujeres de sus parejas, y quizás por una buena razón. Además de ser rico, delicioso y tener una textura sedosa, el chocolate contiene una sustancia química llamada feniletilamina, que los investigadores creen que es el mismo compuesto que induce ese cosquilleo cálido, la sensación de enamorarse. Además, los estudios han demostrado que el consumo de productos a base de cacao estimula la producción de endorfinas en el cerebro.

 

 

Los poderes afrodisíacos del ostión han sido debatidos recientemente. Algunos han sugerido que el efecto se debe exclusivamente a la apariencia sugerente del marisco, mientras que otros creen que cierto compuesto estimula la producción de estrógeno y testosterona.

 

 

 

En ocasiones, se hace referencia a los tomates como la “manzana del amor”, tal vez debido a la textura de la fruta o al hecho de que los ácidos que contienen estimulan el flujo de sangre a los labios y la boca. Además, algunas investigaciones han demostrado que los tomates pueden mejorar el rendimiento sexual, así como mejorar el control muscular.

 

 

Buenas noticias para los amantes del guacamole: la vitamina E en los aguacates es un antioxidante natural que hace más que promover una piel saludable: también puede aumentar la excitación y hacer que los orgasmos sean más intensos.

 

 

 

La belleza de estas golosinas comestibles es que son una forma segura y no farmacéutica de ayudar a que la sangre fluya a las áreas deseadas. En este sentido, incluso se pueden considerar como medicinas alternativas. Sin embargo, deben evitarse los suplementos que afirman mejorar la excitación o el rendimiento.

 

Algunos suplementos pueden causar daño renal o sangrado gastrointestinal. Además, de que están etiquetados como “totalmente naturales” pueden no ser tan veraces en sus afirmaciones, ya que se ha detectado en ellos el ingrediente activo de Viagra, sildenafil.

 

Siempre consulte a su proveedor de atención médica antes de tomar cualquier tratamiento de venta libre para la mejora sexual.